Una de las formas en que una empresa construye su marca es atrayendo las emociones de su audiencia. La forma en que un cliente y un negocio trabajan juntos y se comunican puede construir relaciones duraderas y significativas que conviertan a los clientes en fanáticos y a los fanáticos en clientes. De hecho, puedes establecer estas relaciones mediante el uso de técnicas de marketing emocional.

1. Muéstrales que los conoces
Cuanto más investigues sobre las necesidades y deseos de tu público objetivo, más podrá tu público decir que estás interesado en ellos. Cuando muestres interés en ellos, harás que se interesen en tu negocio y en ti. Cuando descubras algo sobre tu audiencia, házlo saber a través de su contenido y sus acciones.

2. Trátalos bien
Muchas veces los dueños de negocios tienen ventas y eventos especiales para conseguir nuevos clientes. ¿Y los clientes que ya tienes? Mantenerlos es mucho más importante que conseguir un nuevo cliente, y también menos costoso. Haz algo especial para tu base de clientes o base de fans existente que les demuestre que te preocupas por ellos. Dales un descuento, un obsequio especial o algo más que los adhiera de una manera especial.

3. Sé transparente y honesto
Una forma de hacerte querer por tu audiencia es ser siempre transparente y honesto. Si cometes un error, reconócelo. Si cambia tu opinión sobre algo, está bien admitirlo. Hacerlo te hará querer a tu audiencia y te hará parecer mucho más confiable para ellos.

4. Pon a las personas antes que a los números
Mientras haces cosas para ayudar a promover tu negocio, es importante mantener la moral y recordar que las personas son más importantes que los números. Si pones a las personas en primer lugar en tu negocio, incluido tu mismo, descubrirás que, naturalmente, mejoran tus resultados finales. Cuanta más gente confíe en ti, más te comprarán.

5. Sé divertido cuando sea apropiado
Nadie quiere sentirse como si se estuviera comunicando con un robot o alguien que no es real. Sé divertido cuando sea apropiado para que puedas mostrar tu lado humano. Tu humanidad brillará cuando agregues algo de humor y diversión a las publicaciones, correos electrónicos e incluso páginas de ventas.

6. Sé receptivo
Tus clientes esperan obtener una respuesta cuando tienen un problema y esperan que sea rápidamente. Proporciona muchas formas diferentes para que tu audiencia se comunique contigo. Explica a tu audiencia en cada método cuánto tiempo tendrán que esperar una respuesta. Luego, haz un seguimiento y haz lo que dijiste que harías.

7. Interactúa con tu audiencia
Encuentra formas de interactuar con tu audiencia. Solicita sus consejos o ideas cuando se trata de un nuevo producto o servicio que vas a lanzar. Ellos pueden ayudar a nombrarlo, ayudar a definir qué debes incluir e incluso cuánto debes cobrar por él. Tu audiencia también puede ser tu mejor fuente de marketing de boca en boca.

8. Considera el formato de comunicación
Además, es importante intentar comprender cómo se comunican las personas en su entorno. La comunicación en línea en el chat, la mensajería instantánea, Twitter o un blog es muy diferente a la comunicación por teléfono o en persona. Incluso el correo electrónico es diferente de otros métodos de comunicación. Es imperativo que determines qué es diferente y luego lo compenses con el tipo de comunicación que utilizas.

Construir relaciones duraderas con los clientes es parte del objetivo del marketing emocional. Cuando hayas formado un vínculo con el consumidor, este se quedará contigo durante años, a través de aumentos de precios, pruebas y tribulaciones, y más. No puedes equivocarte si construyes relaciones.